D L M M J V S
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 
 

  Reseña de la Facultad

"Es verdad que toda Universidad hace historia, hace su historia con la cultura de sus hombres. Los que la crean, en primer lugar, en la ardua faena de la investigación; los que la imparten, después, en sus cátedras; los que, finalmente, la van recibiendo y van formando de este modo su propia cultura y hasta su propia personalidad en servicio de la comunidad" (Eduardo Martínez Márquez SJ, ex-Rector).

Decanos de la Facultad de Medicina
Fuentes de información

Mirar nuestra historia es, sin duda, por la parcialidad misma de nuestro entender, mirar fragmentos pero contemplando formas, es hablar de nosotros, el presente se reconoce en nuestra historia y nos permite vislumbrar el futuro. Por eso el hombre generalmente retorna a las fuentes, para superar las crisis y evolucionar apoyado en lo permanente.

1956, 334 años después de haber creado la primera Universidad Argentina en Córdoba, la Compañía de Jesús funda en Buenos Aires las Facultades Universitarias del Salvador, que en 1959 por decreto 16365 del PEN se reconocieron como Universidad privada con el nombre de Universidad del Salvador.

Hasta 1975, la Universidad dependió de la Compañía de Jesús, confiando a partir de allí su conducción a un grupo de laicos que por intermedio de la Asociación Civil Universidad del Salvador tiene la responsabilidad de su gobierno.

Al año siguiente de su fundación, la Universidad crea el 2 de mayo de 1957 la Facultad de Medicina bajo el nombre de Escuela de Medicina. Esta dividía su enseñanza en dos ciclos: uno humanista, que agrupaba los Departamentos de Psicología, Formación Intelectual, Filosofía, Ética, Deontología e Idiomas; y otro Médico, a cargo de dos Institutos: el de Investigaciones Anátomo-Histológicas y el de Investigaciones Fisiológicas. Los Departamentos de Medicina funcionaban en forma vertical; esto significaba que cada uno de ellos recibía al alumno en primero o segundo año y su equipo de profesores lo seguía en Fisiología, luego en Fisiopatología, Semiología, Clínica, etc., hasta que egresara como médico.

El P. Rodríguez Leonardi S.J., médico y los Dres. Eva Balague, Jorge Clavijo, Luís Dellepiane, Rodolfo Franco, Juan Manuel Tato, Victor Grignaschi, Bernardo Lozada, Héctor Llobera, Efraín Martínez Zuviría, César Pico, Jorge Vasena y Alberto Villamil firmaron el Acta de Fundación de la Escuela el 1 de mayo de 1957 en la casa del Dr. Alberto Villamil. Los primeros directivos fueron el Padre Leonardi y los Dres. Vasena y Villamil.

Los objetivos con que fue fundada la Facultad constan en dicha Acta Inaugural que afirma que sus fines son:

1. El desarrollo en plenitud de la persona humana en sus valores naturales y espirituales.

2. La formación de médicos, investigadores y docentes con toda la profundidad que exige una vocación de encuentro con el hombre que sufre.

3. La formación humanista adecuada para el cumplimiento de los fines anteriores.

El primer curso de medicina se inició con una matrícula de 21 alumnos. En esta primera etapa fundacional no hubo un verdadero programa de enseñanza sino, sólo un esbozo de organización administrativa y docente.

Toda la Facultad, incluidas la Sala de Profesores y el Decanato, funcionaba en lo que había sido el Museo de Ciencias del viejo Colegio del Salvador. Relata el Dr. Horacio Rodríguez Castells: "se dividió el salón por medio de tabiques muy baratos, porque no había un centavo para nada, y se dictaron las dos cátedras, que entonces eran la de Anatomía (dirigida por el Dr. Dellepiane) y la de Histología (dirigida por el Dr. Vasena). Otros tabiques separaban el Decanato y lo que llamábamos la Sala de Profesores, que era una mesa con pocas sillas. En ese ambiente se desarrolló la primera Facultad. Un ambiente de cordialidad, amistad, de espíritu de sacrificio, alentado fundamentalmente por una causa que todos sabíamos común, noble y de futuro. Era una "empresa de locos", pero había una idea madre por seguir que nos entusiasmaba a todos, porque la considerábamos necesaria para el país. De a poco fueron creciendo las cátedras, se fue nombrando, por supuesto todos ad-honorem, sólo cobraba el personal administrativo. Todo el plantel docente no fue remunerado hasta después de muchos años, por lo que tuvimos que esperar para cumplir con uno de nuestros objetivos: profesores full-time".

Paralelamente se crean las Escuelas Paramédicas, respondiendo a la necesidad nacional de estas disciplinas no cubiertas por otras universidades. En 1957 se crea el Instituto de Otoneurofoniatría con la Escuela de Fonoaudiología, bajo la dirección del Dr. Julio Bernaldo Quirós. Su primera carrera fue Técnico en Fonoaudiología, en 1959 se crea la carrera de Fonoaudiología que fue la primera en su género en América Latina.

En noviembre de1960, el Dr. Ricardo Finochietto dona la Biblioteca, especializada en Cirugía y Medicina, que había formado con su hermano Enrique y que llevará el nombre de éste. Finochietto manifestó al Rector que hacía esta donación en recuerdo de los años en que, son su hermano, frecuentó las aulas del Colegio del Salvador.

El 1 de abril de 1961 se crea por convenio con el Instituto Oral Modelo, el Profesorado de Sordos y Perturbados del Lenguaje, dependiente del Instituto de Otoneurofoniatría, y el 5 de mayo se aprueba el Curso Premédico, de selección de aspirantes a ingresar en la Facultad. Sus objetivos son: iniciar un compromiso personal en su formación integral, científico - técnica y humanístico - cristiana; adquirir y reforzar los requisitos cognitivos necesarios para acceder a la carrera de medicina; adquirir hábitos de estudio universitario aplicados a su formación como futuro profesional médico; comprender el lugar que ocupa la medicina, como quehacer cultural creativo, dentro del conjunto de las ciencias y sus aplicaciones e iniciar actividades de integración interdisciplinarias.

El 8 de diciembre se funda la Escuela de Terapia Física, la primera a nivel universitario en Sudamérica, siendo su primer director el Dr. Julio P. Roasenda con quien colaboró eficazmente la Prof. Virginia E. Consiglio, continuando luego bajo la dirección de la Dra. Esther Alicia Amate de Esquível..

A partir de 1960 y hasta 1963 comienza una segunda etapa de estructuración orgánica de la Facultad. Se elaboran las disposiciones reglamentarias para los alumnos, las normas para el nombramiento de los profesores, se establece el Consejo Directivo Asesor del Decano y del régimen de comisiones de la Facultad. Por otra parte, se confecciona el currículo con sus tres planes: asistencial, humanístico y sanitario. Se inicia la enseñanza del ciclo clínico.
Relata el Dr. Horacio Rodríguez Castells: "Nuestras deficiencias - humanas y de equipos - las suplíamos con la dedicación de los profesores. Fíjese Ud. que un profesor que está un año entero con 60 alumnos, los conoce prácticamente como a sus hijos, le diría que casi no hubieran tenido necesidad de tomar examen, el profesor sabía a fin de año quien debía ser promovido y quien no. Y los resultados nos dieron gran satisfacción cuando empezaron a salir nuestros graduados, los primero fueron 4 (los 4 mosqueteros los llamábamos),luego 12 y siguieron... con un porcentaje de deserción bajísimo y un alto porcentaje de ganancia de concursos de las residencias hospitalarias.

Recuerdo la primera evaluación por parte del Estado de los cuatro mosqueteros (Luís Martín, Jorge Mercuri, Martha Krojzl y Ricardo Delorme). El jurado era muy destacado, estaba integrado por el entonces presidente de la Academia Nacional de Medicina, Dr. Esteves Balado; un representante de la Secretaría de Salud Pública, un representante de la Asociación Médica Argentina. Su examen fue brillante, porque no era solo un examen de conocimientos, era un examen de capacidad médica y de juicio sobre todo. Recuerdo todavía con emoción las palabras de elogio del Presidente de la Academia Nacional de Medicina, un elogio que realmente nos enorgulleció.

Queríamos un médico humanista y con un sentido y una conciencia ética, un médico sobre todo y por encima de todo ético".

El año 1963 marca el comienzo de una tercera etapa cuyo objetivo fundamental es asentar las bases de la estructura alcanzada hasta el momento, elevar a la Facultad al nivel de exigencias de la época.

El 23 de diciembre de 1966 se crea la Carrera de Musicoterapia, dependiente del Instituto de Otoneurofoniatría, siendo la primera del país. En ese año, la Facultad instituye el premio Dr. Alberto Villamil al mejor promedio de Medicina, que se entrega anualmente en la colación de grados junto con el premio Emilio Astolfi al mejor compañero.

En 1967 se crea la Carrera de Enfermería, cuya primera directora fue la Sra. Carmen Flores de Fanes. A pesar de los esfuerzos de las autoridades de la Facultad, diversas causas motivaron el cierre de esta carrera en 1973.

En 1968 se inicia el Internado Rotatorio con un período de tiempo electivo que ubica a esta Facultad entre las primeras del mundo con esta característica. Dicho internado es la etapa final y obligatoria de la carrera médica, durante la cual el estudiante realiza un aprendizaje teórico-práctico en Clínica Médica, Cirugía, Obstetricia y Pediatría y tiempo electivo en la especialidad preferida por el alumno. Al referirse al mismo el Dr. Rodríguez Castells dice: "Otra de las grandes satisfacciones que pudo lograrse con las primeras camadas, fue la realización del Internado Rotatorio. Gracias a la buena voluntad de las autoridades de Salud Pública conseguimos varias salas en los hospitales, entonces en el último año de la carrera los alumnos se pasaban 3 meses en cada uno de los servicios de Clínica, Cirugía, Ginecología y Obstetricia y Pediatría, que son las ramas básicas de la medicina general. La utilidad del Internado Rotatorio se reflejó en las pruebas de evaluación del Estado y en las pruebas de concurso para las residencias".

A partir de1970 se otorgó el Premio Bienal Prof. Dr. Ricardo Finochietto, instituido por la Sra. Delia Artola de Finochietto en memoria de su esposo. Fue otorgado ese año a los Dres. Luís Molmenti, Audino J. Cirio, Rogelio J. Cortizo, Horacio D. Traverso, Norberto Slavich, Agustín Mansilla y Edison Otero. En 1972 a los Dres. Hernán Aguilar, Jorge L. Gutiérrez, Jorge F. Mandolesi y Mónica B.F. de Calle. En 1980 al Dr. Jorge Ricardo Salazar (Córdoba).

Otro hecho trascendente, que lamentablemente por razones circunstanciales se dejó de lado, fue el Internado Rural (1971-1976). Se efectuó en Salta en una zona en medio de poblaciones aborígenes. Fue una verdadera escuela de formación porque los jóvenes completaban el conocimiento de los problemas sanitarios del país.

A partir de1972 comenzó la educación continua en el postgrado. Se crea la Carrera de Cardioangiología, designándose al Dr. Héctor Bidoggia como director. En 1974 se crea la Escuela de Disciplinas Paramédicas, y la carrera de Cirugía Plástica y Reconstructiva bajo la dirección del Dr. Héctor Marino, posteriormente en 1977 se crearon las carreras de Cirugía Cardíaca y Vascular bajo la dirección de los Dres. Miguel Angel Lucas y René Favaloro y la de Oncología y Quimioterapia bajo la dirección del Dr. Roberto A. Estévez.

Entre los cursos de post-grado de elevado nivel se encontraban el de Administración Hospitalaria dirigido por los Dres. Raúl Garbugino y Julio Granados; el de Terapia Intensiva y Medicina Crítica, dirigido por los Dres. Héctor de Leone y Mario Perman; el de Auditoría Médica y el Curso de Anatomía Quirúrgica a cargo del Dr. Alfonso Albanese.
La Escuela de Salud Pública comenzó sus actividades mediante cursos anuales de Administración Hospitalaria y Auditoría Médica desde 1979.

En 1980 se creó la Licenciatura de Fonoaudiología y se inaugura parcialmente el edificio propio de la Facultad de Medicina que entra en pleno funcionamiento en 1982.

En 1986 se crea la Licenciatura en Terapia Física y en 1987 el Doctorado en Medicina.

Se firma un convenio entre la USAL y la Asociación Odontológica Argentina en 1992. A partir de 1993 comienza a dictarse la Carrera de Odontología, en el mismo año se crea el Doctorado en Odontología. También en este año se crean las Carreras de Diagnóstico por Imágenes y la de Salud Pública y la Facultad comienza a otorgar el Premio Florencio Fiorini al mejor trabajo sobre un tema que se selecciona cada año conjuntamente con la Fundación Fiorini.

En 1993 comienza una cuarta etapa, podría denominarse de expansión de la Facultad.

En 1994 se crean la Carrera de Especialización en Periodoncia, la Carrera de Especialización en Ortodoncia y el Curso Superior de Epidemiología. Se inicia la Licenciatura en Terapia Ocupacional y se logra compatibilizar el 70% de las materias de esta carrera con las de Terapia Física.

En 1995 se crea la Licenciatura en Musicoterapia, la Especialización en Medicina Legal y se crean la Escuela de Salud Pública, el Doctorado en Salud Pública y la Escuela de Odontología. Quedando así la Facultad integrada por cinco Escuelas: Medicina, Disciplinas Paramédicas, Postgrado, Salud Pública y Odontología.

En 1996 se crean la Especialización en Medicina del Deporte, en Odontología Legal, en Gastroenterología y las Maestrías de Estrabismo y otros Trastornos de la Motilidad Ocular, en Medicina Familiar y en Salud Pública. Ese mismo año se crea la Licenciatura del Profesorado de Sordos y Perturbados del Lenguaje, la Licenciatura en Nutrición, la Licenciatura en Tecnología para Diagnóstico por Imágenes, y la Licenciatura en Actividades Físicas y Deportivas.

En 1997 comenzaron los cursos de la Licenciatura de Excepción en Actividades Físicas y Deportivas destinada a Profesores de Educación Física.

En 1998 se crea la Carrera de Técnico en Dermatología (Dermatocosmiatría) bajo la dirección del Dr. Crespi

En 1999 se inaugura el anexo de la Facultad de Medicina sito en Rodríguez Peña 552, inmueble construído en 1917 y merced a un convenio con el Laboratorio Unilever remozado completamente a nuevo para ser sede de la nueva carrera de Técnico en Dermatocosmiatría.

En la actualidad en la Facultad de Medicina se dictan 11 carreras de grado, 14 carreras de postgrado, 3 doctorados y 4 maestrías. Este crecimiento de la estructura académica de la Facultad fue acompañado por un aumento en el número de alumnos y egresados.

 

El número total de egresados de la Facultad de Medicina hasta 1999 es de 2057 para la Escuela de Medicina; 3840 para la Escuela de Disciplinas Paramédicas; 39 para la nóvel Escuela de Odontología.

El incremento del número de carreras y de alumnos hizo necesario adicionar nuevos centros destinados a las actividades clínicas. En la actualidad los alumnos de las carreras de grado y postgrado concurren a 97 centros hospitalarios e instituciones asistenciales.

Fiel a sus principios de impartir una enseñanza personalizada la Facultad se empeña en mantener una óptima relación alumno docente

 

Decanos de la Facultad de Medicina de la Universidad del Salvador

Juan Rodríguez Leonardi S.J. (1957-1961)
Horacio Rodríguez Castells (1961-1969)
Julio César Ortiz de Zárate (1969-1971)
Luis María Baliña (1971-1973)
Julio César Ortiz de Zárate (1974)
Cristóbal Papendieck (1974-1975)
Raúl Garbugino (1975-1979)
Luis Julio González Montaner (1979-1988)
Cristóbal Papendieck (1988-1994)
Adolfo A. Lizárraga (1994-2005)

Eduardo Albanese(2005-2012) 
Jorge César Martínez (2012- hasta la fecha)(2012-)  
  

 

  • Universidad del Salvador. Historia de Ciencia y Fe. Ed. USAL, 1998

  • Actas del Congreso Internacional Interdisciplinario de Ciencias Médicas. Vol I. Conmemoración del XXV Aniversario de la Facultad de Medicina de la Universidad del Salvador. Ctro Cultural San Martín 27-4 al 1-5-1982

  • XXV aniversario de la Facultad de Medicina: Congreso Internacional Interdisciplinario de Ciencias Médicas. Signos Universitarios IV (10):36-38,1982

  • Médicos con Espíritu Humanista. Dr. Luis J. González Montaner, Signos Universitarios III (7-8):107-111,1981

  • Formar un Médico Etico, Humano y Culto. Reportaje al Dr. Horacio Rodríguez Castells, Signos Universitarios III (7-8):112-117,1981

  • Internado en Medicina Rural. Dr Matías Martínez. Signos Universitarios III (7-8):118-119,1981

  • Facultad de Medicina de la Universidad del Salvador. 40 años de historia. Dr. Adolfo A. Lizárraga. Prensa Médica Argentina 1996.

  • De ayer a hoy: el presente se reconoce en su historia. Signos Universitarios III (7-8):19-27,1981